Esta secuencia de columnas recoge lo acontecido en 2019 a 2022. Por eso, parte de la descripción que aquí se realiza no coincide con las realidades actuales y además algunas instituciones de referencia en Brasil de aquel entonces hoy en día son otras.

INGRESOS. Anexo C, Capítulo IV: “1. El ingreso anual, derivado de los contratos de prestación de los servicios de electricidad, deberá ser igual, cada año, al costo del servicio establecido en este Anexo. 2. Este costo será distribuido en forma proporcional a las potencias contratadas por las entidades abastecidas”. Por lo tanto, el Costo del Servicio de electricidad de la IB deberá ser obligatoriamente absorbido por la ANDE y por la ELETROBRAS, en la proporción de la potencia por ellas contratadas.

TARIFA. Representa el “costo unitario del servicio de electricidad”. Esto no consta en el Tratado ni en los Anexos pero están definidos en el Reglamento del Anexo C, aprobado por Resolución del Consejo de Administración.

CÓMO CALCULARLA. En la ITAIPU BINACIONAL (IB), por la exclusiva dependencia de la prestación del servicio al costo, la tarifa se denomina “tarifación a costo del pasivo”. Los activos participan indirectamente en la conformación del ingreso, a través de los compromisos financieros anuales para el pago de las obras (la deuda y el capital) y las regalías establecidas para las Altas Partes Contratantes para la ANDE y la ELETROBRAS, junto con los gastos de explotación (costos de operación, de mantenimiento y conexos así como innovaciones tecnológicas). Ergo, el modelo adoptado por la IB remunera el capital inmovilizado, no depreciando el costo de sus instalaciones. Éstas son cuantificadas en la proporción de la amortización de la deuda, concepto no usual. Sin embargo, con este sistema queda garantizada la amortización de la deuda contraída en el tiempo estipulado, de conformidad con lo decidido por la IB. En las columnas publicadas en 2019-22, ciertos términos no constan en el Tratado ni en los Anexos pero están definidos en el Reglamento del Anexo C, aprobado por Resolución del Consejo de Administración.

PASOS DADOS. Se abordó este tema el 11 de abril de 2021.  Los Grupos de Trabajo empezaron a trabajar desde marzo de 2020. Estuvieron compuestos por más de 50 representantes de alto nivel de diversas instituciones, incluyendo a la IB y a la ANDE. Terminaron sus tareas a fines de 2020 con sendos informes sobre el diagnóstico de la IB y escenarios para el accionar de los Negociadores.

REVISIÓN ANEXO C. Durante el mandato del Embajador Abg. Federico González como Canciller se publicaron los aportes realizados por la ciudadanía en 2019 y 2020 a través de la Comisión Asesora Ad Honorem para la Revisión del Anexo C. Se plasmaron en la página web de la Cancillería cuando el Dr. Euclides Acevedo ejercía sus funciones de novel Canciller en enero de 2021, quien exhortó a la ciudadanía a seguir haciendo aportes para la revisión del Anexo C. El 1º de febrero de 2021 los representantes de los 4 Grupos de Trabajo entregaron a Cancillería sus respectivos informes, que sumaban varios centenares de páginas, dependiendo del formato de los mismos. Se encuentran entre los mejores y más completos estudios realizados sobre el Anexo C y otros documentos oficiales de la IB así como sobre los hechos que los acompañaron. El 6 de abril de 2021 se entregó al Canciller Dr. Euclides Acevedo una presentación de unas 500 páginas en formato electrónico, bien seleccionadas, que fueron publicadas en la página web de la Cancillería. El Gobierno paraguayo elevó a su par brasileño unas semanas después la propuesta formal de iniciar ya la revisión del Anexo C.

La contraparte brasileña en los meses siguientes no se expidió formalmente al respecto, pero se manifestó partidaria de empezarla próximamente, en reuniones presenciales, “una vez que la pandemia lo permita”.  Pasada la peor parte de la pandemia, era intención que los negociadores de Ambas Partes Contratantes se encontraran para evaluar las posibilidades de revisar el Anexo C. Era objetivo de entonces el análisis de los estimados egresos para los años 2022 y 2023, que disminuirán progresivamente. En el 2023 cayeron sustancialmente por la desaparición de la deuda (amortizaciones y tasas de interés), que representaban más del 60% de la misma. Por lo tanto, podría disminuir también sustancialmente la tarifa.

(continuará)

Dr. Ricardo Rodríguez Silvero

Necesitas contactarnos?