Las vigentes nuevas normas del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica GAFILAT (leyes, decretos y resoluciones) tienen objetivos nobles: combatir en nuestro país el lavado de dinero, el narcotráfico y los giros para el terrorismo internacional. No se duda de que el combate contra los delitos económicos de vieja y nueva generación así como contra el crimen organizado tiene alta prioridad en Paraguay. En este sentido, el aporte del GAFILAT y de las oficinas públicas locales, en cooperación con él, es sumamente necesario.

FAMILIAS Y DIMINUTOS COMERCIANTES. No obstante, la formulación jurídica de dichas normas y la ya observada práctica versus los micro-ahorristas y los ídem inversores en la obtención de la ciudadanía paraguaya, en la apertura de cuentas bancarias y empresas así como en el cambio de divisas terminan siendo una encerrona para los extranjeros y para los locales. Son especialmente absurdos los requisitos establecidos en particular para los que huyen del caos económico en sus países de origen. En algunos casos específicos, como los de los argentinos en fuga del desorden económico, afianzándose en el país vecino, imponiendo la confiscación de una parte sustancial de sus ahorros en divisas, las nuevas normas del GAFILAT y la praxis observada en nuestro país dejan mucho que desear. He aquí tan solo algunos ejemplos.

REQUISITOS VARIAN. Uno de los bancos de plaza brinda la siguiente información para los ahorristas e inversores de minúsculo tamaño en términos de ahorro e inversiones: El Banco sólo opera con personas que son Residentes Fiscales.  Se reserva el derecho de realizar excepciones en esa regla para los casos que crea conveniente, teniendo en cuenta el potencial del negocio y los riesgos inherentes a este tipo de aperturas de cuentas. Con respecto a los depósitos en efectivo, este punto vuelve la operativa más riesgosa, impactando de manera negativa en el análisis de la excepción mencionada arriba. En estos casos, el Banco no puede garantizar el flujo, el plazo del proceso y sobre todo la respuesta de la apertura de la cuenta.

EJEMPLOS. Estos son los documentos que el Banco requiere para ese proceso:

  1. Documentos de Identidad Personal
  2. Copia de Cedula de País de Origen.
  3. Copia de Residencia Permanente (Deseable) o temporaria.
  4. Pasaporte para los que dispongan de él.
  5. Documentos de Ingresos
  6. Declaraciones de Impuestos (Ingresos y Patrimonio en caso de que corresponda). El Banco sólo podrá recibir montos que sean acorde a estos documentos.
  7. Contratos que justifiquen ingresos. (Trabajo, Prestaciones de Servicios, Venta de Activos, Alquileres, etc)
  8. RUC Paraguayo
  9. Los seis últimos IVA´s paraguayos.
  10. Documento que determine la residencia: Copia de un servicio público o privado del mes vigente o máximo del mes anterior.
  11. Carta de Referencia de su Banco argentino, para tener antecedentes de que este cliente ya está bancarizado.

OBSERVACIONES: Todos los documentos de la Argentina tienen que estar legalizados y apostillados por el consulado. Dependiendo del tipo de actividad económica que posee el cliente proponente o algún vínculo con alguna “Persona Políticamente Expuesta”, el Banco podría llegar a tener requisitos adicionales.

ERGO. Como puede verse y tan solo teniendo en cuenta los requisitos establecidos por un Banco (varían de entidad financiera a otra), los micro-ahorristas y micro- inversores argentinos, ahuyentados por la recesión permanente en su país, tendrán escasas posibilidades de que obtengan residencia, habiliten cuentas bancarias y puedan abrir tan solo una empresa unipersonal o alguna otra pequeña de responsabilidad limitada.

Dr. Ricardo Rodriguez Silvero